Marketing de la carne: “Las redes permiten hacer ruido; hay que mostrar cómo se trabaja en el campo”

23 de June de 2022

El 60% de la población mundial es millennial (nacida después de la década de 1980) o centennial (entre mediados de las décadas de 1990 y 2000); en Argentina, es el 43%.

Por eso, los sectores productores de alimentos están buscando nuevas herramientas de marketing y comunicación para enfrentar a un consumidor que tiene características muy diferentes a los de las generaciones anteriores.

“Esta es una generación que pertenece a un mundo ‘líquido’, que muere en 24 horas, en lo que dura una historia de Instagram”, resumió Eugenia Brusca, economista del Departamento de Promoción Interna del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), que tiene 33 años y pertenece entonces al universo millennial.

Brusca fue la primera disertante en el marco del 2° “Punto de Encuentro” de los Jóvenes de la Cadena de Ganados y Carnes, que organizó en Río Cuarto el IPCVA, con más de 300 asistentes, fundamentalmente estudiantes secundarios y universitarios de carreras vinculadas al agro.

LAS REDES Y LA NARRATIVA DE LAS CARNES

“Identidad y liderazgo, ser el símbolo de la cadena de ganados y carnes”, fue el título y a la vez la conclusión de la conferencia de Brusca, en la que abordó estas características disruptivas que tienen los jóvenes y su modo de consumir alimentos.

“Hay un cambio de paradigma: de una concepción egocéntrica, en la que el hombre se consideraba en la punta de la pirámide, por encima del reino animal, a una econocéntrica, en la que se ve como parte de toda la naturaleza, y por eso está más preocupado por la salud, es más inclusivo o está pendiente del impacto ambiental”, describió Brusca.


Eso se traduce en las tendencias de consumo de carnes: ya hay un 33% de las personas de entre 16 y 36 años que son vegetarianos (6%), veganos (3%) o flexitarianos –consumen carne, pero buscan reducirlo- (24%). Mientras que los que no se identifican con ninguna corriente y se alimentan de carne de manera normal, son el 67% restante.

En este marco, Brusca puntualizó que otra característica del nuevo consumidor es que está “hiperconectado” y buscando “emociones”, por lo que las redes constituyen un factor fundamental.

“La hiperconectividad es algo que hay que resaltar y aprovechar: las redes nos permiten hacer ruido, hay que mostrar cómo se trabaja en el campo, la sustentabilidad. Construir una nueva narrativa a través de la hiperconectividad y ser el símbolo de la cadena de ganados y carnes”, insistió Brusca.

REJUVENECER EL SECTOR

Los encargados de abrir la jornada fueron el presidente del IPCVA, Juan José Grigera Naón; y el vicepresidente, Daniel Urcía.

Grigera consideró que “no hay en el país reuniones de este tipo dedicadas a la juventud”, e instó a los jóvenes a que se involucren más.

“Tenemos que pasarles la antorcha y salir de la mirada de faros medios, para tener una de faros largos, identificando temas convocantes, como nos ocupa aquí la relación de la ganadería con el medio ambiente”, dijo Grigera.

Al respecto, vale mencionar que la jornada se realizó en el feedlot Bio 5, propiedad de la fábrica de bioetanol Bio 4, que es un ejemplo de economía circular.

Por su parte, Urcía expresó que las nuevas tecnologías son las que van a potenciar el desarrollo de la actividad

“En este tipo de encuentros el objetivo es promover el uso de la tecnología, que si no se conocen, no se sabe no se puede aplicar soluciones. Ustedes van a ser los responsables en 10 o 15 años del manejo de los establecimientos y renovar la conducción de las instituciones, hay que prepararse para un mejor futuro”, motivó el dirigente a los asistentes.

Fuente:   InfoCampo