¿El regreso de la colza? La 2° oleaginosa más cosechada en el mundo vive un renacer en Argentina

19 de March de 2023

Según un informe presentado por los técnicos Guido D’Angelo, Emilce Terré y Julio Calzada de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la colza en la Argentina crece notoriamente pero su performance en volumen sigue muy por debajo de los países vecinos.

No se trata de un cultivo de poco peso en el mercado global: la colza viene detrás de la soja en las oleaginosas más cosechadas del mundo.

La BCR indicó que la colza triplicó su producción en su última campaña en nuestro país. Se trata de un cultivo de ciclo inverno-primaveral, con diversos usos y elevado potencial en nuestro país que a nivel internacional es mayoritariamente procesada para consumo humano de aceites y uso en biodiesel, además del uso de sus harinas y pellets para alimentación animal.

“Si bien hay registros de producción de colza en nuestro país desde los años 30, según el INTA, no fue hasta 1997 que este cultivo fue ininterrumpidamente cosechado en nuestro país. Hace un siglo, lo que hoy llamamos colza era comúnmente llamado nabo”, remarcaron los técnicos.

En la actualidad, la campaña 2021/22 de colza en Argentina se acerca a las 53.000 toneladas de producción, casi el triple de la campaña pasada.

“Más superficie y más rinde vuelven a darle ímpetu a la producción nacional de colza, aunque los números aún siguen por debajo de los máximos históricos de producción del año 2012/13”, contrastaron.

EL EPICENTRO DE LA COLZA

La región norte de Buenos Aires y el sur entrerriano toman la delantera en materia de su cultivo.

“En nuestro país, la producción de colza se concentra con fuerte peso sobre tierras bonaerenses, destacándose los departamentos de San Antonio de Areco, Baradero, 25 de Mayo y Pergamino. Asimismo, la segunda provincia en producción de colza es Entre Ríos, con su producción enfocada en los departamentos de Victoria, Gualeguay y Tala”, especificaron.

Entre ambas provincias se explica el 94% de la producción de colza argentina 2021/22.

“Sin embargo, merece la pena destacar que en los picos productivos de la colza argentina (2012-2016), además del incremento productivo de estas dos provincias, se registraban crecientes niveles de producción de colza en Santa Fe y Córdoba”, puntualizaron.

EXPORTACIONES

BCR sostuvo que hay en la actualidad un “elevado secreto estadístico” sobre la exportación de esta oleaginosa.

“Aún así podemos deducir que la porción más importante de la producción tiene por destino final la exportación como semilla. Estados Unidos es el principal destino de nuestras exportaciones de colza, con una participación cercana al 90%”, precisaron.

Y si bien existe procesamiento industrial de la colza y muchas potencialidades para explotarlo, el mismo es escaso en relación con el elevado volumen comercializado al exterior en forma de semilla.

Un dato: este año dejó de ser obligatoria la Declaración Jurada de Venta de Exportación (DJVE).

Además la Unión Europea, China e India se destacan como los principales consumidores del mundo, ya que son los principales productores junto con Canadá.

“Este último país, junto con Australia y Ucrania, emergen como los principales exportadores. Sólo en 2022 la Unión Europea produjo más de 6 millones de toneladas de biodiesel en base a colza; es decir, el 83% de la producción mundial de biodiesel en base a colza. En este sentido, el 20% del biodiesel del mundo tiene como insumo a la colza para su producción, de acuerdo con la OCDE”, ejemplificaron.

Hoy Sudamérica supera las 300.000 hectáreas sembradas con colza en la campaña comercial 2021/22, apenas el 0,7% de las más de 38 millones de hectáreas  cosechadas a nivel mundial.

“La producción aquí tiene al Uruguay como protagonista, responsable de más de 230.000 ha de colza, de acuerdo con el Ministerio de Agricultura uruguayo”, ponderaron.

¿Por qué es ícono el país vecino en este sembrado? El inicio del fuerte desarrollo de la colza allí se explica en su promoción para producción de biodiesel por parte de Alur (Alcoholes del Uruguay), una subsidiaria de la petrolera estatal uruguaya, ANCAP. Con la contratación previa de cultivos para la producción del biodiesel por parte de Alur, Uruguay pasó de 4.000 ha de colza en 2010 a 26.000 ha en 2016, para saltar a 47.000 en 2017 y llegar a nuestros días a las 230.000 ha.

Vale remarcar que esta compañía cada año da previsibilidad al determinar compromisos de adquisición de la producción de colza en condiciones de precio y calidad preestablecidos.

El resto del ránking sudamericano se establece así:

  • Uruguay
  • Paraguay sigue ubicado en el segundo lugar de la colza de Sudamérica, con más de 78.000 hectáreas sembradas en 2022, de acuerdo con INBIO.
  • Chile, que se acerca a las 35.000 ha.
  • Argentina en cuarto lugar, con 25.835 ha en la campaña 2021/22.

“En nuestro país estamos lejos de su récord histórico de más de 87.000 ha en el año 2012/13. Entre los principales desafíos hacia adelante se destaca la falta de profundización en desarrollos de tecnología, necesidades de rotación, oscilaciones climáticas y una compleja inserción en el mercado interno para la colza, de acuerdo con informes técnicos del INTA”, puntualizaron.}

Y cerraron: “Sin embargo, con las capacidades instaladas vigentes de la competitiva industria aceitera argentina, y sin competir en superficie con la cosecha gruesa argentina, la cadena de la colza muestra enormes potencialidades para crecer en Argentina”.

Fuente:   InfoCampo